fbpx

Me quiero divorciar, ¿Qué tengo que hacer para divorciarme?

Me quiero divorciar, pasos para divorciarse

Cada vez son más las clientas que empiezan con un “Me quiero divorciar, ¿Qué tengo que hacer?

De hecho, en la actualidad, el divorcio en España se ha convertido en una práctica común, y cada vez son más las parejas que deciden solicitar el divorcio.

Tanto así que solo en 2021 hubo un total de 86.851 divorcios, un crecimiento del 12,5% respecto al año anterior.

Si estás dentro de este grupo, lo primero que queremos decirte es que no estás sola.

La buena noticia es que desde el 2005, el proceso de divorcio se ha facilitado mucho y ya no es necesario justificar una causa para conseguirlo, basta con que uno de los miembros de la pareja lo solicite para que el divorcio se produzca (Artículo 86 del Código Civil).

Sin embargo, sí existe un requisito. Legalmente es necesario que haya transcurrido al menos un periodo de 3 meses desde que se celebrara el matrimonio para poder solicitarlo, salvo en casos de violencia.

¿Qué es lo primero que tengo que hacer para divorciarme?

Una vez que has decidido comenzar con el proceso de divorcio, lo primero que hay que hacer es ponerse en contacto con un abogado especialista que te asesore y explique los pasos, requisitos y documentos necesarios.

Existen situaciones muy distintas en las que te puedes encontrar, y por la que el proceso podría variar. Por ejemplo, algunas de las frases que más escuchamos son:

  • “Ambos estamos de acuerdo en divorciarnos”
  • “Qué hacer si me quiero divorciar y tengo hijos”
  • “Me quiero divorciar y mi pareja no”

Sin embargo, el proceso en general es bastante sencillo, y aquí te explicamos brevemente las distintas posibilidades.


Me quiero divorciar, primeros pasos
Me quiero divorciar: pasos

Me quiero divorciar, ¿Cuáles son los requisitos?

Si ya has tomado la decisión de divorciarte de tu pareja, si bien no hay que cumplir grandes requisitos, si debes poder aportar la documentación que te indicamos a continuación.

Documentos necesarios para divorciarse

Dependiendo del caso puede llegar a variar, pero lo que siempre es necesario es lo siguiente:

  • Certificado de matrimonio.
  • Certificado de nacimiento de los hijos (en el caso de que los hubiera).

Otros documentos para divorciarse

Otros documentos que podrían añadirse, dependiendo de la situación, son:

  • Certificado de empadronamiento
  • Escrituras o documentos de propiedad de los bienes muebles e inmuebles que tenga el matrimonio.
  • Certificados de cuentas bancarias.
  • Nóminas
  • Otros documentos que tu abogado/a te pedirá para justificar las medidas que tu pretendas

Teniendo todo esto en tu poder, lo único que tienes que hacer es buscar un buen despacho de abogados en el que comenzar con el proceso de divorcio.

Si me quiero divorciar ¿Qué tipo de divorcio puedo solicitar?

Hoy en día, existen varios tipos de divorcio o procedimiento que podrás seguir según sea tu caso. A continuación, te explicaremos brevemente cada uno de ellos.

Me quiero divorciar de mutuo acuerdo

Un divorcio de mutuo acuerdo, como bien indica el nombre, es aquel en el que ambas partes están de acuerdo en divorciarse y en las medidas que van a aprobarse con relación a los hijos (custodia, visitas, pensión…), el uso de la casa etc.

Esta sería la mejor situación que se podría dar. En este caso, se redacta un convenio, llamado convenio regulador, por el cual se regirá el mismo y se inicia un proceso de divorcio, popularmente conocido como divorcio exprés.

Cuando esto se da, hay dos caminos que se pueden seguir para finalizar el proceso y son los siguientes:

  • Procedimiento judicial: Al realizar un divorcio de mutuo acuerdo en el que hay hijos menores, el proceso se llevará a cabo con un juez. El objetivo es que los pactos realizados no contravengan o vulneren los derechos de los niños. En este caso, un juez es el encargado de aprobar o no el convenio redactado por el abogado.
  • Procedimiento extrajudicial: Si no existen hijos menores de edad, se puede realizar este mismo proceso ante un notario, lo que hace que sea más rápido. Por supuesto, este también se encargará de vigilar que los acuerdos no sean perjudiciales o que violen alguna ley. Si todo está bien, se procede con el divorcio.

Me quiero divorciar y mi pareja no: Divorcio contencioso

Un divorcio contencioso se da cuando no existe un acuerdo entre las partes, ya sea porque uno no quiere divorciarse o por falta de convenio acuerdo sobre las medidas antes citadas (custodia, visitas, pensiones etc).

Si este es tu caso, lo que presentarás, asistida por tu abogado, es una demanda.
En este supuesto, tú como demandante deberías exponer tus exigencias, y la otra parte las podrá aceptar o rechazar.

La parte demandada deberá responder y finalmente se realizará un juicio oral entre las partes.
Cuando hay menores, el proceso puede dilatarse un poco más, ya que siempre hay que velar por el bienestar de los niños y para ello siempre interviene además el Ministerio Fiscal.

Queda de mano del juez dictar la sentencia de divorcio y acordar las medidas que regirán el mismo.
Como acabamos de ver, aunque todos los divorcios impliquen contar con un abogado de confianza, siempre será más rápido y sencillo optar, si es posible, por un divorcio de mutuo acuerdo.

Por último, indicarte que este proceso es idéntico en caso de Ruptura de parejas no casadas con hijos, a excepción del trámite notarial que no es aplicable.

En estos casos lógicamente no hay que pedir el divorcio pero sí la regulación de las medidas relativas a los hijos, cuya regulación y tramitación es idéntica con o sin matrimonio de los padres.


0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que te podrían interesar